Consejos para volar a precios bajos sin volvernos locos

Cuando empezamos a organizar un nuevo viaje, una de las cosas más importantes que hacemos es lanzarnos a la aventura de encontrar un vuelo barato, o por lo menos uno que se ajuste al presupuesto, y no nos desbarate el bolsillo. Antes de ello, lo prioritario, por supuesto, es tener en mente que lugares nos gustaría conocer.

En la actualidad existen infinidad de buscadores de vuelos y metabuscadores que nos pueden facilitar, y mucho, la tarea. Y es por donde hay que comenzar siempre. Algunos son auténticas agencias de viajes (lastminute, Atrapalo, rumbo, eDreams, Destinia…) y otros actúan como meros intermediarios entre clientes y vendedores (Kayak, momondo, Skyscanner, Easyviajar…). Pero este tema tiene mucha miga y será el contenido del próximo post, donde desgranaré las diferencias entre unos y otros y os hablaré con más detalle de algunos de los que existen.

Hoy nos centraremos más en consejillos útiles que a nosotros nos funcionan y seguro que os vendrán bien:

1. Destino flexible: Antes hablaba de tener varios lugares en mente, así en plural, porque cuando nos ponemos manos a la obra en la búsqueda del “cojo vuelo”, aumentan las opciones.

Las aerolíneas cambian de rutas de manera frecuente, y la que un año no volaba a un sitio, o lo hacía a precios desorbitados, otros años puede hacerlo, y ofreciendo además algunos billetes más baratos. Normalmente perfilan los nuevos destinos a principios de año, para aumentar los vuelos, sobre todo en verano, a Latinoamérica, América del Norte, Asia, Rusia y Europa.

Nosotros todos los años nos llevamos gratas sorpresas porque solemos encontrar alguna “ganga” irrechazable. Además hasta casi el último momento tenemos el gusanillo de no saber donde acabaremos.

2. Fechas flexibles: Viajar cuando queremos sería lo ideal, porque podríamos evitar la dichosa temporada alta, y los meses en los que todo se dispara. Pero a veces esto resulta imposible y hay que hacer encaje de bolillos para ver que fechas nos vienen mejor y nos salen más rentables.

Aplicado a esos meses en los que media humanidad se moviliza, y también fuera de ellos, siempre que busquéis un vuelo en los buscadores mirar los distintos días que tenéis de margen. Porque volar un día antes o un día después, puede hacer que el billete baje y mucho. Hay que hacer distintas combinaciones y probar distintas fechas. Ahí muchas veces está la clave.

Es importante conocer por ejemplo que salir y regresar de un viaje en días de martes a jueves saldrá mucho más económico que hacerlo en viernes, domingos y lunes.

3. Reserva con antelación: Este es uno de los puntos más importantes para encontrar el verdadero chollo. Las compañias suelen sacar a la venta sus billetes más baratos con una antelación de unos 3-4 meses para viajes por Europa y de unos 5-6 meses para volar a otros continentes. En la península quizás no sea tan importante la reserva tan anticipada, pero cuando quieres volar a otros continentes es fundamental.

4. Seguro de anulación: Lo sé, habrá muchos que os preguntéis y ¿si reservo el vuelo mucho tiempo antes y luego tengo algún imprevisto y no puedo viajar?. Es fácil, por lo general todas las compañias ofrecen seguros de cancelación por un precio asequible con los que te garantizan la devolución integra o casi integra del billete si hay una justificación. En cualquier caso es una manera de hacer una compra más tranquila.

5. Búsqueda general en buscadores y después en las propias webs de las aerolíneas: Siempre, siempre, siempre, después de haber dado con algún vuelo que os interese a través de un buscador, ir a buscarlo en la web de la propia aerolínea. En ocasiones ocurre que al tramitar directamente con ellos el billete puede ser más bajo.

6. Conocer las compañias de vuelo que operan en los países que te interesan: Durante la búsqueda muchas veces tendemos a centrarnos más en las opciones de las aerolíneas que más conocemos y nos suenan, pero disponer de esta información puede hacer que nos ahorremos bastante dinero. Conocer cuáles son es tan sencillo como buscarlo en las web de los aeropuertos de los destinos que barajamos. Muchos buscadores como Skyscanner también te suelen dar esa información.

7. Suscripción a las ofertas y promociones de las aerolíneas: Normalmente lo haces a través del email y es una manera de estar informado de las ofertas  que van sacando, en ocasiones te interesarán y otras no, pero tendrás controlado lo que se mueve.

8. Salir desde Aeropuertos Internacionales: Siempre sale más barato. A veces la diferencia con respecto a salir desde el de nuestra ciudad es considerable y te evitarás probablemente 1 escala. Es algo a valorar. Cuando estéis inmersos en la búsqueda del vuelo, probar a ver que coste tiene saliendo por ejemplo del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y compararlo con la salida desde el que os pille más cerca de donde vivís y veréis la diferencia. A veces suele ser bastante grande e interesa desplazarse.

Hasta aquí los consejos, confío en que os sean útiles!

Recordad que la semana que viene continuamos con los buscadores y metabuscadores para que tengáis toda la información completa. Que es época de ponerse manos a la obra y empezar la búsqueda!! 😉

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO VIAJERO A TODOS!!!

Anuncios